Higiene facial: ¿cómo hacerla correctamente?

Un paso imprescindible y de los más importantes en la rutina cosmética es la higiene. Y si me preguntáis  ¿para qué me tengo que limpiar la piel? !Os diré que la piel siempre está sucia!

La piel se renueva constantemente y tiene células muertas, tiene sebo que se oxida, tiene polución… y luego está el maquillaje, los restos de protección solar…

La limpiamos para que la piel esté más bonita y sana , y para que los tratamientos que utilicemos a continuación sean más efectivos.

Y como ya sabes, ¡siempre mañana y noche! No sirve: «esta noche no hace falta porque no me he maquillado» ( ahora ya sabes que además de retirar maquillaje te limpias la piel para retirar células muertas, sebo, polución…).

 

Higiene facial chica lavándose con agua la cara

 

 

Maneras de limpiar la piel

En el mercado encontramos maneras de limpiar la piel muy variadas:

Agua micelar: ¡un producto muy cómodo! Impregnamos un algodón con el agua micelar y limpiamos. Hay que buscar una buena marca,  ya que sino es un tipo de producto que nos puede resecar la piel. Si elegimos un producto de calidad llevará añadido agentes glicílicos, ácido hialurònico, etc, para no resecar tanto la piel.

 

 

Agua micelar para la higiene facial

 

Si tienes la piel seca este no es el producto ideal para ti, te dejará la piel más confortable una leche o crema limpiadora.

Leche limpiadora Avene para pieles secas

Otra opción es usar agua y productos en gel o espuma “jabones”, los puedes encontrar para pieles grasas (que limpian y además regulan la producción sebácea y purifican ),  para pieles secas o sensibles, para pieles fotoenvejecidas…   Sea el que sea, ¡busca uno que no lleve detergentes agresivos!

 

Productos de farmacia para limpiar la cara

¿ Sabías que  las japonesas  hacen una doble limpieza? Primero usan el limpiador en leche, crema o agua micelar , y después utilizan un gel o espuma con agua.

Después de limpiar, tonificamos

Una vez has hecho la limpieza hay que tonificar. Con el gesto de limpiar, el manto lipídico (la capa más superficial de nuestra piel) queda dañada y su pH alterado. Necesitamos un tónico para equilibrar este pH, mejorar la circulación, y mejorar el tono. Un producto comodín que como tónico también nos sirve, es el Agua Termal Vaporizada.

Después de limpiar y tonificar,  nuestra piel ya está lista para seguir con la rutina cosmética: contorno de ojos, serum, crema , protección solar y maquillaje. ¡¡¡Importante el orden!!!

 

Exfoliación: limpieza en profundidad

Recuerda que también es necesaria la exfoliación. Esta se hace para limpiar en profundidad, y retirar células muertas. Otro punto que aporta la exfoliación es que activa la regeneración de nuestra piel. Al retirar las células muertas se envía una señal a las capas más profundas de la piel para que se multipliquen más células. Al exfoliar ayudamos a que la piel se regenere. Si quieres una recomendación de scrub: el de Filorga Scrub & Mask, es una estupenda mascarilla exfoliante reoxigenante.

¿Cada cuánto hay que exfoliar?

Dependerá de tu tipo de piel:

  • En una piel normal hazlo una vez por semana
  • En una piel seca mejor cada 15 días
  • En una piel mixta grasa cada 2-3 días

En el mercado encontramos diferentes maneras de hacer exfoliación: tenemos los peelings físicos que son aquellos que tienen granito. Aquí te recordamos que hay que cuidar el medio ambiente; escoge uno que sea de granito natural  (los hay de hueso de albaricoque, de aceituna…) y actúan por fricción. Y los peelings  químicos (Citriate de Neostrata es el top de los top en peelings químicos caseros !!! )

Recuerda que si tu piel tiene acné con pápula o pústula no es recomendable hacer una exfoliación.