Repelentes de mosquitos

Hay muchas clases de repelentes para mosquitos. Por ejemplo, la piel de los bebés es muy delicada y necesita de repelentes específicos, al igual que los niños hasta los 6 años necesitan otros y los adultos otros. Jamás apliques un repelente de adulto a un bebé o un niño porque podría ser tóxico o irritante.

¿Por qué pican los mosquitos?

Los mosquitos hembras pican a la gente y animales porque necesitan la proteína que se encuentra en la sangre para ayudar a desarrollar sus huevos. Los mosquitos se sienten atraídos por los olores de la piel y el bióxido de carbono en la respiración.

La saliva de los mosquitos cuando pican, llevan ciertas proteínas que pueden causar una reacción alérgica sobre la piel, como ronchas y picazón. El método más eficaz para evitar las picaduras de mosquitos de los más pequeños, y no tan pequeños, es hacer uso de los repelentes.

¿Cómo funcionan los repelentes de mosquitos?

Los repelentes llevan ingredientes que alejan a los mosquitos. Se presentan en gel, crema, barra, spray, roll-on, pulseras, parches y lociones. No los matan pero nos dan protección durante unas horas.

Tipos de repelentes contra mosquitos

Vamos a ver qué tipo funciona mejor, dependiendo de los ingredientes del repelente para mosquitos:

  • ADULTOS Y NIÑOS: Los repelentes que contienen el DEET son los más potentes. Se usa aplicándolo sobre la piel o la ropa para evitar picaduras. Hay que leer siempre la etiqueta y aplicación del fabricante.
  • BEBÉS Y NIÑOS: Productos naturales extraídos de las plantas como la Citronela. Se presentan en parches, pulseras y velas.
  • ROPA: Repelente con Permetrina sobre la ropa; la única restricción es no usarlo sobre la piel porque es un repelente potente. Ideal para viajar a lugares donde los mosquitos transmiten enfermedades.

También existen aparatos que emiten ultrasonidos en un espacio determinado para lograr alejar a los mosquitos. Son ideales para zonas cerradas.

Elige el mejor repelente

Es imprescindible que leas la etiqueta o tabla de ingredientes del producto para saber su composición ya que algunos productos protegen por largas horas, y otros son de muy corta duración. La efectividad de los repelentes dependerá de la especie del mosquito, y de la persona que usará el repelente, edad, sexo y tipo de piel.  Hazte las siguientes preguntas antes de elegir un repelente contra mosquitos:

  • ¿En qué zona te encuentras? En el campo, casa, terraza de la casa, playa, jardín…
  • ¿Estarás en la intemperie por varias horas?
  • ¿El lugar donde estás hay humedad, altas temperaturas o aguas estancadas?

Cómo aplicar un repelente de mosquitos en adultos

  • Utiliza suficiente repelente para cubrir la piel o la ropa que usas. No apliques el repelente en la piel que está debajo de la ropa. El uso exagerado no te va a proteger más. ¡Sigue siempre las indicaciones del fabricante!
  • No apliques el repelente en heridas, cortes o piel irritada.
  • Cuando vuelvas a casa o zonas cerradas y protegidas, lávate las partes donde se aplicó repelente con jabón y agua.
  • No rocíes productos aerosoles en las áreas cerradas, por ejemplo dentro de casa.
  • No apliques productos aerosoles en la cara. Rocía tus manos con cuidado y después frótalas cuidadosamente sobre tu cara, evitando orificios de la nariz, ojos y boca.

Repelente de mosquitos para bebés y niños

Los pediatras recomiendan que una forma preventiva es usar productos con una concentración baja de DEET, de 10% o menos, en los niños de edades entre 2 y 12 años. La mayoría de indicaciones mencionan que es aceptable utilizar repelentes que contienen DEET en niños mayores de 2 años de edad. Otros expertos sugieren que es aceptable aplicar repelente con concentraciones bajas de DEET en bebés mayores de 2 meses.

Si estáis en casa o lleváis a vuestro bebé de paseo, es aconsejable hacer uso de las tradicionales mosquiteras. Otra alternativa es colgar en el carrito una pulsera o llavero con repelente.

Recomiendo a los padres que elijan el tipo y concentración del repelente que utilizarán, considerando la cantidad de tiempo que los niños estarán al aire libre, el riesgo de exposición a los mosquitos y el tipo de mosquito, dependiendo de la zona geográfica por  posibilidad de contraer alguna enfermedad como zika, dengue u otras.

Las personas que tienen dudas sobre el uso de repelentes u otros productos para sus hijos, pueden consultar con su pediatra o la farmacia de confianza.

Si necesitas algún consejo más no dudes en escribirme.

BLANCA